Review / Rise of Tomb Raider

mood3_1

 

No sé si haya algún personaje en el mundo de los videojuegos que a lo largo de los años haya mutado más que la arqueóloga profesional Lara Croft. Siendo planeada, en primera instancia, como una “Indiana Jones” femenina, al poco tiempo se convirtió en uno de los personajes más populares de la industria y en un titulo casi obligatorio de PlayStation. Luego de seis juegos a manos de Core Design y ante una evidente muestra de signos de desgaste Crystal Dynamics tomó el mando de la saga y en 2013 decidió hacer un reboot completo para darle un nuevo origen e imagen a la heredera de la familia Croft.

Si bien en esta ocasión sólo me haré cargo de evaluar el Rise of Tomb Raider, en general me gusta bastante lo que ha hecho hasta ahora la nueva empresa desarrolladora y me quedé con gusto a poco en nuestra última aventura en la isla perdida en el triángulo del dragón. En Rise of Tomb Raider nos adentraremos por  Siberia en búsqueda de la mítica ciudad de Kitezh con la idea de encontrar la Fuente Divina, artefacto que supuestamente concede el don de la inmortalidad, donde nos enfrentaremos a la Trinidad. Esta versión es mucho más ambiciosa que su predecesora, por lo que le terminé dedicando aproximadamente 30 horas de mi semana entre la historia principal, misiones secundarias y tumbas opcionales, aunque a ratos sentía que se hacía monótono, disfruté bastante la aventura.  Los problemas para mi aparecen cuando intento evaluar la obra con la cabeza un poco más fría, ya que si lo miro de forma medianamente objetiva, me doy cuenta rápidamente de los errores, tanto estructurales como de guión, del juego.

 

ROTTR_Screenshot_(4)

 

La historia del juego en si es bastante simple y predecible, sin giros de trama inesperados y trata de meter todos los clichés posibles para conjugar una historia: la madrastra que resulta ser una villana; el fanático religioso que debemos derrotar, pero que “fuera de todo pronóstico” sigue con vida al final; nuestro mejor amigo muere frente a nuestros ojos, pero ¡sorpresa! ¡sobrevió!… Al final de todo el tiempo que pasé junto a Lara en su aventura no logré conectar con ningún personaje del entorno que supuestamente eran mi amigos y aliados ya que además de ser arquetipos muy obvios, carecían de carisma y terminaban siendo un estorbo para mi.

Dicho todo esto, parece mentira mi primera afirmación en la que dije que me gusta el reboot, y aunque no lo parezca, es verdad y espero bastante ansiosa el Shadow of Tomb Raider, porque no todo en Rise of Tomb Raider es malo aunque intente todo el tiempo ser mas serio y complejo que su predecesor. La pase bien durante las aproximadamente 30 horas que tiene para ofrecer, y aunque a ratos se sentía un tanto monótono el estar haciendo lo mismo a ratos, las tumbas opcionales son mucho mejores que las de su antecesor: Son más difíciles de encontrar, mas grandes, los puzzles son más largos y esta vez la recompensa no es experiencia o partes de metal, sino que aprendemos habilidades nuevas a través de los pergaminos bizantinos que encontramos que cada una.

Superado el shock inicial sufrido en nuestra aventura en Yamatai nuestra heroína favorita está un poco más madura y sabe desde un principio que si va en busca del tesoro de una leyenda olvidada tendrá que usar la violencia en más de una ocasión para salir de la situación y ya no hay reparos en esto, la joven Lara con miedo del juego anterior ya no está. Tenemos nuevas y mejores formas de matar en sigilo y somos más rápidas que antes.

 

tombraider

 

En cuanto a la jugabilidad, al igual que antes, podemos mejorar las armas en los campamentos y usarlos como puntos de control donde podemos asignarle a Lara habilidades nuevas dependiendo del tipo de juego que queramos tener, mejorar las armas o asignarle una nueva vestimenta. Una diferencia significativa con su predecesor es que en Rise of the Tomb Raider se nos permite a los crear fácilmente diferentes tipos de munición en cualquier momento sobre la marcha, con las ramas, setas y flores que vamos recolectando en el camino.

Aunque al principio del juego me sentía “débil”, sobre todo en la parte donde nos enfrentamos al primer oso, que no podía evitar de ninguna manera, pero a medida que avanzaba el juego aprendía nuevas habilidades y, sumado a la cantidad casi absurda de armas y recursos que vamos juntando mientras avanza la historia, terminé sintiendo que Lara había dejado de ser ella misma y para convertirse en Rambo. Tanto así, que los seres supuestamente inmortales que había que enfrentar al final no eran un desafío real, enfrentar lobos para explorar sus cuevas fue mucho más complicado. En Tomb Raider de 2013 me pasó exactamente lo mismo, por lo que lo único que puedo deducir al respecto es que la curva de dificultad y aprendizaje está mal calculada, por lo que desde la mitad del juego en adelante todo se vuelve “fácil”.

Creo que otra cosa que ayuda a que el juego sea un tanto rutinario es el ritmo. Crystal Dynamics se preocupa tanto de hacer que estemos alerta todo el tiempo enfrentando a la trinidad, los animales del escenario y luchando con las adversidades del clima ,como si e una película de acción/aventuras se tratase, que terminamos acostumbrándonos a la situación, el estrés se transforma en la constante y los momentos más pausados del juego se vuelven solo un interludio entre batalla y batalla para actualizar armas en los campamentos.

 

Rise-of-the-Tomb-Raider-2

 

Por otro lado, el gran punto a favor de este juego es su apartado gráfico, destacando principalmente su iluminación, reflejos y texturas en superficies como roca y hielo, la nieve sobre nuestra ropa y en las animaciones de Lara, como cuando simplemente mira a su alrededor para apreciar el entorno  o con la mecánica de peinarnos cada cierto rato (sobre todo cuando salimos del agua) sacándole partido al TressFX . Esas expresiones tan naturales son bastante realistas y ayudan de sobremanera a la inmersión en la expedición, haciendo que la exploración ofrezca buenos momentos en los que podemos disfrutar de paisajes maravillosos en un entorno hostil.

Resumiendo la gran ensalada de impresiones que me dejó este titulo, la mejor forma que tengo para describir mis sentimientos es compararlo con una película de día domingo: no es excelente, ni siquiera sé si es buena, pero la disfruto, dejo que llegue hasta el final y me deja satisfecha. Se tomó la fórmula del título anterior, agregaron nuevos elementos y pulieron algunos errores, mejoraron las tumbas opcionales, sus puzzles y  cada escenario es disfrutable a su manera. El combate es monótono, pero muy intuitivo y , si bien el resultado general del juego dista de ser perfecto, llevando todo a la balanza Crystal Dynamics dio un paso en la dirección correcta para la franquicia y espero ansiosa que sea septiembre para ponerme nuevamente el las botas de Lara Croft y aventurarme en una nueva expedición.

 

rotrheader

 

 

Rise of Tomb Raider

Género: Acción/Aventura, Plataformas
Plataforma: Xbox One / Xbox 360 / PS4 / PC / MacOS
Fecha Lanzamiento: 10 de noviembre de 2015 / 28 de enero de 2016 / 11 de octubre de 2016 / 12 de abril de 2018
Desarrollador: Crystal Dynamics

Recuerden seguirnos en FacebookTwitter e Instagram

También tenemos Patreon si quieres apoyarnos

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s