Review / Slime-san

Captura de pantalla 2017-10-04 a las 20.57.13

 

En la salida de Meat Boy me sorprendí bastante y lo jugue apenas salió, desafiante y encantador. Aun así nunca lo termine, el final boss se me hizo imposible. Desde ahí creo no haber jugado ningun otro titulo que solo sean desafíos de plataformas, hasta ahora. Slime-san es la obra relajada y con personalidad, pero no menos desafiante que necesitaba jugar.

Slime-san es, como creo haber dejado claro, un juego de desafíos de plataforma puro, no es que no haya enemigos, pero no puedes matarlos y solo resultan ser un obstaculo mas que pasar. Aquí encarnamos un carismático Slime, que si no sabes que son es porque has vivido debajo de una roca todos estos años, este es tragado por una especie de serpiente gigante y nos toca escapar de su interior a través de 100 niveles que nos acercan cada vez mas a la boca de esta y a nuestra libertad.

A través de los 5 mundos que posee el título de Fabraz, nos va presentando una mecánica nivel a nivel, esta se desarrolla en las 4 pantallas que divide a este, para luego saltar a otra y repetir el proceso. Así mantiene el ritmo y la frescura de los primeros niveles para luego terminar en los utlimos que combinan todo lo aprendido. De hecho hay algunas ocasiones que piensas que desechan demasiado rápido algunas ideas, pero te las topas uno o 2 veces en algún mundo posterior y esto es común, porque en cuanto a mecánicas, a Slime-san toma de todas partes. Desde plataformas que te resbalas, globos que se elevan, cambio de gravedad, niveles que volamos con ayuda de una ave, barreras que pueden ser atravesadas, hasta simples sierras que giran por ahí.

 

Captura de pantalla 2017-10-04 a las 20.32.38

 

Fabraz no solo bebe de plataformas actuales como Meat boy al momento de crear su juego, el apartado visual mas cercano a un shitposting con aires punk y kawaii le sientan de maravilla. Aunque no es vistoso como Horizon Zero Dawn o Uncharted, encuentra un lugar preciso en ese mundo de las gráficas 8 bits  y se divierte creando a las criaturas que habitan este mundo lleno de referencias del mundo pop occidental y obras japonesas. El uso de los pocos colores que utiliza es una decisión de doble filo, ya que logras reconocer fácilmente que lo verde es amigable y lo rojo es lo que daña, aun asi aveces nos vemos en una situación que no podemos saber dónde está nuestra simpática slime.

El diseño de nivel, el apartado grafico, hasta las tonaditas pegajosas en 8 bits que acompañan al título no serían nada si este no fuera tan divertido de ser jugado, si, no solo es difícil sino que también es divertido. Esto no sería posible y se ha hablado un millón de veces que si un título es desafiante debe darle al jugador las herramientas para poder ser superado. El control y el movimiento de nuestro personajes es casi perfecto, al igual que en Meat Boy, aquí tenemos el control casi completo de los saltos o los dash que queremos dar, en ningún momento moriremos o daremos un salto en falso por culpa del control. El equilibro que tiene el mando es realmente bueno, porque si no fuera así no podríamos hacer algunos saltos que son medidos al milímetro.

 

Captura de pantalla 2017-10-02 a las 16.26.35

 

Que nuestro personaje se mueva como queremos es importante y aquí cumplimos con creces, pero eso ya lo habíamos visto antes, Meat Boy. Lo que lo separa un poco de él no se ve muy claro, parecen muy similares, la única mecánica que no tiene el título de Mcmiller y Refenes que si posee Slime-san, es el tiempo bala. Esto no es algo novedoso o que haga cambiar a un plataformas brutalmente, eso diría si no fuera por un increíble y sencillo toque, activar el tiempo bala nos permite atravesar los muros de color verde. El color verde es el color de nuestro personaje y de todas las cosas amistosas, así que cuando apretamos el gatillo de nuestro mando y ralentizamos el tiempo podemos atravesarlos. Este toque que parece una tonteria, tambien se utiliza en plataformas escondidas o enemigos que parecieran estar en otra capa distintas aparecen en cuanto usamos esa habilidad.

Es raro decir esto, pero en ocasiones es solo entretenido apretar los botones y ver como aparecen plataformas y esquivas enemigos, es simplemente satisfactorio. Creo que esa es la palabra que describe a Slime-san, satisfactorio. Un título redondo y que a la vez es sencillo en todos sus apartados y si a eso le agregamos que tiene personalidad y que no se toma tan en serio a sí mismo, logra ser un título que no logra alejarse de su hermano mayor pero si encontrar su lugar en este mundo de los indies clónicos en las listas casi infinitas de Steam.

Gracias a los chicos de Fabraz por facilitarnos un código del juego.

 

 

 

Género: Plataformas
Plataforma: Window, Mac, Linux, Switch, PS4, Xbox One
Fecha Lanzamiento: 17 de abril, 2017
Desarrollador: Fabraz

Recuerden seguirnos en Facebook y en Twitter

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s